15 de diciembre de 2016
Francisco Fontseca
La visibilidad desde un Drone.
Una de las formas alternativas de examinar los cambios que experimenta la parte aérea de un cultivo durante su ciclo es a partir de mediciones de la fracción de suelo cubierta por la vegetación del cultivo, que está muy relacionada con la área del dosel foliar.


Una de las formas alternativas de examinar los cambios que experimenta la parte aérea de un cultivo durante su ciclo es a partir de mediciones de la fracción de suelo cubierta por la vegetación del cultivo, que está muy relacionada con la área del dosel foliar. Conocer el estado y condición del desarrollo de la área foliar y su evolución a través del tiempo constituye una información fundamental, ya que es una variable útil para caracterizar y evaluar el desarrollo y crecimiento de los cultivos en estudios de fertilidad, de productividad, de requerimientos hídricos, … También ayuda a evaluar la densidad y la biomasa de la cubierta vegetal, así como la respuesta de las plantas a las condiciones ambientales o a diferentes estrategias de manejo del cultivo.


El método más común para determinar la fracción de suelo cubierta por la vegetación del cultivo es de forma manual: se mide el diámetro de la copa en varias direcciones, se realiza un promedio y se asume que la copa es circular, lo cual no es realmente cierto, lo que a la práctica se traduce en una determinación imprecisa con una población notablemente baja y poco representativa. Es decir, que para la realización de estudios rigurosos ya sean científicos o comerciales no es, de momento, un método aceptable.

Imagen en bruto del canal visible captada a través de un dron, en la cual se pueden evaluar una superficie de 6.670m2.


Durante las últimas décadas la fotografía tradicional ha evolucionado a la fotografía digital, lo que lleva al desarrollo de una amplia gama de sensores de luz electrónicos. Aunque la tecnología digital fue inicialmente costosa, ahora es muy asequible. Los sensores de las cámaras digitales convierten la luz en información digital, que luego puede ser procesada y analizada con la ayuda de programas de análisis de imagen para obtener más información. En la actualidad hay en el mercado cámaras muy compactas y de poco peso, con una alta calidad de imagen, que pueden ser embarcadas en vehículos aéreos no tripulados (VANT, o drone en inglés). La adquisición de imágenes con la ayuda de los VANT permite obtener una amplia cobertura espacial, lo que aumenta la representatividad frente otros métodos además de obtener una alta resolución de imagen, con tamaños de pixel de hasta 2cm. Esta alta resolución permite realizar mediciones cuantitativas de cualquier particularidad o zona de interés de cultivo de forma prácticamente directa.

Resultado del procesado de la imagen anterior con el detalle de dos de los árboles.


En el año 2015, J. Lordan (ingeniero de AKIS) y colaboradores publicaron un estudio en la revista de la Sociedad Americana de Ciencias Hortícolas en el que desarrollaron un nuevo método de análisis de imagen de frutales con el que pudieron determinar con gran precisión el crecimiento vegetativo de los árboles1. Recientemente AKIS ha participado junto con otras instituciones en un proyecto de teledetección agrícola2, en el cual se han desarrollado nuevos métodos de diagnóstico. Como parte de este proyecto y tomando como base el trabajo publicado por J. Lordan y colaboradores se desarrolló recientemente un nuevo método con el objetivo de determinar la cobertura vegetal del suelo de muchos árboles a la vez, con una alta resolución y presición, utilizando imágenes en color visible obtenidas con un VANT. Los resultados obtenidos, que se muestran en la figura, indican que esta técnica puede ser una herramienta importante para la determinación, la caracterización y la modelización de estructuras vegetativas no sólo a nivel de individuo, sino también a nivel de finca o parcela, aumentando por consiguiente la representatividad del método y convirtiéndolo en un instrumento con un alto potencial de uso, no sólo en estudios científicos sino también a nivel agrícola profesional.


1Esta publicación fue galardonada recientemente como la mejor publicación del 2015 por la Sociedad Americana de Ciencias Hortícolas.
2Proyecto co-tutorado por F. Fonseca y realizado en colaboración con la Universidad de Barcelona, Agromapping y Mdrone.

 

 

 

Artículo por cortesía de AKIS International